¿Qué es una variable en la investigación?

Si estás empezando a adentrarte en el mundo de la investigación, es posible que te hayas topado con el término “variable” en más de una ocasión. Y es que las variables son uno de los elementos fundamentales de cualquier estudio de investigación. En términos simples, una variable es una característica que puede variar y que se controla o mide en un estudio. Pero la verdad es que hay mucho más detrás de este concepto. Si quieres conocer más acerca de qué es una variable en la investigación y cómo se aplican en la realidad, sigue leyendo.

¿Qué es una variable en la investigación?

En la investigación, una variable es un factor que puede variar y que se mide o cuantifica en un experimento. Las variables se utilizan para comprender el impacto de un factor en una determinada situación o problema. Las variables son fundamentales en la investigación y son utilizadas para responder preguntas específicas y para formular hipótesis.

Tipos de variables

Existen diferentes tipos de variables en la investigación. Es importante tener en cuenta estos diferentes tipos de variables para poder realizar investigaciones con resultados precisos y fiables.

A continuación, se detallan los diferentes tipos de variables:

Variable independiente

Una variable independiente es aquella que se manipula o cambia por el investigador en un experimento. La variable independiente es la causa y se utiliza para observar cómo afecta a la variable dependiente. La variable independiente suele ser representada por X.

Por ejemplo, en un experimento sobre el rendimiento académico, la variable independiente podría ser el tiempo dedicado al estudio. El investigador podría variar el tiempo dedicado al estudio (10, 20, 30 horas, etc.) para observar cómo influye en la variable dependiente, que en este caso, sería el rendimiento académico.

Variable dependiente

Una variable dependiente es aquella que se observa y mide en un experimento, y que es afectada por la variable independiente. La variable dependiente es el efecto y se utiliza para evaluar cómo afecta la variable independiente. La variable dependiente suele ser representada por Y.

Continuando con el ejemplo anterior, el rendimiento académico sería la variable dependiente. Al variar la variable independiente (tiempo dedicado al estudio), se puede observar cómo afecta el rendimiento académico.

Variable interviniente

Una variable interviniente es aquella que se utiliza para explicar la relación entre la variable independiente y la variable dependiente. La variable interviniente puede influir en la relación entre ambas variables, pero no se manipula en el experimento. La variable interviniente también se conoce como variable de control.

En el caso del ejemplo anterior, una variable interviniente podría ser el nivel de motivación de los estudiantes. Si los estudiantes están más motivados, podrían dedicar más tiempo al estudio y esto podría influir positivamente en su rendimiento académico.

Variable extraña

Una variable extraña es aquella que puede afectar la relación entre la variable independiente y la variable dependiente, pero que no se controla en un experimento. La variable extraña puede ser una fuente de error en un experimento y puede afectar la validez de los resultados de la investigación. Es importante intentar minimizar la influencia de las variables extrañas.

Por ejemplo, en un experimento sobre el rendimiento académico, las variables extrañas pueden ser el nivel de ansiedad de los estudiantes o los problemas personales que puedan tener, entre otros factores.

¿Cómo se miden las variables?

Una vez definidas las variables en un experimento, es necesario medirlas para poder analizar los resultados del mismo. Existen diferentes formas de medir las variables, dependiendo del tipo de variable.

A continuación, se detallan algunos métodos comunes para medir variables:

Observación directa

En algunos casos, se puede medir una variable simplemente observando un fenómeno sin intervenir en él. Por ejemplo, si queremos medir la intensidad de la luz, simplemente observamos la luz y tomamos una medida.

Método de autoregistro

El método de autoregistro implica que el sujeto observe sus propias acciones o conductas y las registre por sí mismo. Por ejemplo, si queremos medir la cantidad de calorías que consume una persona en un día, podemos pedirle que registre todo lo que coma y beba en un diario alimenticio.

Entrevistas

En algunos casos, es necesario preguntar directamente a los sujetos de la investigación sobre su comportamiento o actitudes. Las entrevistas pueden ser estructuradas, con preguntas específicas y fijas, o no estructuradas, en las que se da más libertad al sujeto para responder.

Cuestionarios

Los cuestionarios son una forma de recolectar datos de un gran número de personas. Los cuestionarios pueden ser autoadministrados o administrados por un entrevistador. Los cuestionarios pueden ser estructurados o no estructurados.

Conclusión

Las variables son fundamentales en la investigación y se utilizan para entender el impacto de un factor en una determinada situación o problema. Es importante tener en cuenta los diferentes tipos de variables para poder realizar investigaciones con resultados precisos y fiables. Además, es necesario medir las variables adecuadamente para poder analizar los resultados de un experimento.

¿Qué es una variable en la investigación?

En el mundo de la investigación, una variable es un fenómeno, concepto, objeto o hecho que se mide, observa o manipula en un estudio. Las variables son importantes porque son las herramientas que los investigadores utilizan para descubrir nuevas ideas, teorías o relaciones.

Hay diferentes tipos de variables que se usan en la investigación, algunos de los cuales se explicarán a continuación.

Tipos de variables en la investigación

1. Variables independientes

Las variables independientes son aquellas que se manipulan o se controlan para descubrir si tienen algún efecto sobre la variable dependiente. Estas variables son llamadas “independientes” porque se cree que tienen un efecto independiente sobre la variable dependiente y son el factor que se cambia o controla en el experimento.

Por ejemplo, si un investigador está interesado en saber cómo afecta el tiempo de estudio al rendimiento académico de los estudiantes, la variable independiente sería el tiempo de estudio, que sería controlado por el investigador.

Las variables independientes se pueden dividir en dos tipos: dicotómicas y continuas.

Tipo de Variable Independiente Ejemplo
Variable independiente dicotómica Género (hombre/mujer)
Variable independiente continua Edad (en años)

Las variables independientes dicotómicas tienen solo dos valores posibles, mientras que las variables continuas pueden tomar cualquier valor. Ambos tipos de variables pueden ser manipulados o controlados por el investigador para descubrir su efecto sobre la variable dependiente.

2. Variables dependientes

Las variables dependientes son aquellas que se miden o se observan para descubrir si son afectadas por la variable independiente. Estas variables dependen de la variable independiente y son el resultado del experimento.

Continuando con el ejemplo anterior, si el tiempo de estudio es la variable independiente, el rendimiento académico sería la variable dependiente, ya que es la variable que se está midiendo para determinar si se ve afectada por el tiempo de estudio.

Las variables dependientes también pueden ser divididas en dos tipos: discretas y continuas.

Tipo de Variable Dependiente Ejemplo
Variable dependiente discreta Nota (en una escala de 0 a 10)
Variable dependiente continua Porcentaje de respuestas correctas en un examen

Las variables dependientes discretas toman valores específicos, mientras que las variables dependientes continuas pueden tomar cualquier valor. Ambos tipos de variables se miden o se observan para descubrir si son afectados por la variable independiente.

3. Variables controladas

Las variables controladas son aquellas que se mantienen constantes en el experimento para asegurarse de que solo se está midiendo el efecto de la variable independiente en la variable dependiente. Estas variables son importantes ya que ayudan a garantizar la validez de los resultados.

Por ejemplo, si un investigador está investigando cómo el tiempo de estudio afecta el rendimiento académico, podría controlar la edad, el género o el nivel educativo de los participantes para asegurarse de que solo se está midiendo el efecto del tiempo de estudio.

Las variables controladas pueden ser cualquier variable que se sospeche que podría tener un efecto en los resultados y deben ser controladas para garantizar que los resultados obtenidos sean precisos y confiables.

Conclusión

En conclusión, las variables son importantes en el mundo de la investigación porque son las herramientas que los investigadores utilizan para descubrir nuevas ideas, teorías y relaciones. Existen diferentes tipos de variables, como las variables independientes, las variables dependientes y las variables controladas, que se utilizan en la investigación para descubrir cómo un fenómeno o hecho afecta a otro.

Al entender estos diferentes tipos de variables, los investigadores pueden diseñar experimentos precisos y confiables que proporcionen resultados precisos, lo que ayuda a avanzar en la comprensión de diferentes campos de la ciencia y la tecnología.

Vídeo Relacionado: ¿Qué es una variable en la investigación?