¿Qué es Pangea y cómo se formó?

¿Alguna vez te has preguntado cómo era nuestro planeta hace millones de años? Una de las respuestas a esa pregunta es Pangea, el supercontinente que existió hace aproximadamente 300 millones de años. Pero, ¿qué es Pangea y cómo se formó? Aquí te lo contamos.

Pangea se formó cuando todas las massas de tierra en la Tierra estaban unidas en un solo continente gigante. Esta teoría, llamada la teoría de la deriva continental, fue propuesta por el geólogo alemán Alfred Wegener en 1912. Según esta teoría, los continentes se habían movido y separado a lo largo de millones de años desde un lugar común. Pero la idea no fue bien aceptada por la comunidad científica hasta la década de 1960, cuando se descubrió que el fondo del océano estaba en constante movimiento.

Los antecedentes de la Pangea

Para entender qué es la Pangea, primero debemos conocer sus antecedentes. Durante los comienzos del planeta Tierra, hace alrededor de 4,6 billones de años, existía un único continente llamado Pannotia. Con el paso del tiempo, este continente se dividió para formar dos grandes masas terrestres: Gondwana y Laurasia. Finalmente, Gondwana y Laurasia se unieron para formar lo que conocemos como la Pangea.

La Pangea se formó hace aproximadamente 335 millones de años y se extendió desde el Polo Norte hasta el Polo Sur. Era un supercontinente que incluía todos los continentes actuales, excepto la Antártida. La Pangea se mantuvo intacta durante unos 100 millones de años antes de comenzar a fragmentarse y formar los continentes que conocemos hoy en día.

Cómo se formó la Pangea

La Pangea se formó debido a la deriva continental, un proceso en el que las placas tectónicas se mueven lentamente sobre la superficie terrestre. Durante millones de años, las placas tectónicas de Gondwana y Laurasia se movieron hacia el oeste y colisionaron en el medio del océano Panthalassa. Esta fusión produjo la formación de la Pangea.

La colisión de las placas tectónicas provocó una gran actividad sísmica y volcánica. La Pangea tenía un paisaje extremadamente árido y caliente debido a su ubicación central en el ecuador. La enorme unión de las tierras también cambió las corrientes oceánicas y los vientos globales, lo que afectó al clima en todo el planeta y permitió el desarrollo de nuevos ecosistemas.

Las fases de la fragmentación de la Pangea

La fragmentación de la Pangea comenzó hace alrededor de 175 millones de años, durante el período Jurásico. Se produjo una división inicial que formó dos grandes masas terrestres: Gondwana y Laurasia. Desde entonces, estos continentes comenzaron a separarse entre sí y se desplazaron a sus posiciones actuales.

Hay tres fases principales en la fragmentación de la Pangea:

La primera fase: del Jurásico inferior al Cretácico inferior

Periodos Eventos
Jurásico inferior Primeras fracturas de la Pangea
Jurásico medio Continúa la fragmentación entre Laurasia y Gondwana
Jurásico superior Gondwana se divide en varios bloques continentales
Cretácico inferior Fase final de separación entre Laurasia y Gondwana

En esta fase, la Pangea comenzó a romperse en pedazos. La separación entre Gondwana y Laurasia creó una gran masa de agua llamada Mar de Tetis. Esta primera fase finalizó con la separación total de Laurasia y Gondwana durante el Cretácico inferior.

La segunda fase: del Cretácico medio al Eoceno temprano

Periodos Eventos
Cretácico medio Aparece el Océano Atlántico
Paleoceno Australia se separa de la Antártida
Eoceno temprano América del Sur se separa de Antártida

En esta fase, se produjo la apertura del Océano Atlántico. La Antártida se mantuvo unida a Australia y América del Sur, formando el supercontinente Australasia. En este período también aparecieron los primeros mamíferos en la Tierra, ya que el clima se volvió más templado y húmedo.

La tercera fase: del Eoceno medio a la actualidad

Periodos Eventos
Eoceno medio India comienza su separación de Madagascar y se dirige hacia Asia
Neógeno Separación de América del Sur y África
Presente Continúa la deriva continental; los continentes se siguen moviendo

En esta fase, la India se separó de Madagascar y comenzó a desplazarse hacia Asia, creando el Himalaya. América del Sur se separó de África, lo que permitió el flujo de la corriente circumpolar alrededor de la Antártida. Estas fragmentaciones continúan a día de hoy, y los continentes siguen moviéndose lentamente.

La importancia de la Pangea en la geología y la biología

La Pangea es importante para la geología y la biología porque nos brinda información acerca de la historia de nuestro planeta. Conocer la evolución de los continentes y la ubicación de cada uno de ellos a lo largo del tiempo nos ayuda a entender cómo se han formado los terrenos, el clima, la distribución de los océanos y los ecosistemas.

La fragmentación de la Pangea también permitió la diversificación y adaptación de las especies. La separación de los continentes y los cambios climáticos resultantes permitieron la evolución de nuevas especies animales y vegetales. Por ejemplo, los marsupiales evolucionaron en Australia después de que se separara de la Antártida.

Por todo esto, estudiar la Pangea es fundamental para entender la evolución de nuestro planeta y la vida en él.

Si quieres saber cómo crear otra cuenta de Google , sigue estos sencillos pasos para manejar varias cuentas de forma práctica y eficiente.

¿Qué es la Pangea?

La Pangea es el nombre que se le da al supercontinente que existió hace millones de años en la Tierra. Este continente único estaba formado por la unión de diferentes bloques continentales que se movieron a lo largo del tiempo, hasta conformar el mapa que conocemos hoy en día. En este artículo, hablaremos sobre cómo se formó la Pangea, su importancia geológica y algunos datos curiosos sobre este supercontinente.

¿Cómo se formó la Pangea?

La Pangea se formó hace alrededor de 300 millones de años, durante la era Paleozoica. En aquel entonces, la Tierra estaba cubierta de agua y los distintos bloques continentales se encontraban separados entre sí. Sin embargo, los movimientos tectónicos que hicieron que se formaran las montañas y los volcanes, también fueron los que permitieron que se juntaran estos bloques para formar la Pangea.

La teoría de la deriva continental, propuesta por Alfred Wegener en 1912, explica cómo la Pangea se formó a través del desplazamiento de placas tectónicas por el manto terrestre. Este proceso hizo que los continentes se movieran, chocando unos con otros en una lenta danza geológica.

El proceso de formación de la Pangea se dio en cuatro etapas principales:

1. Acumulación de los bloques continentales

En la era Paleozoica, los distintos bloques que hoy conforman los continentes, se encontraban repartidos por todo el planeta. La acumulación de estos bloques continentales en grandes masas, fue el primer paso para la formación de la Pangea. Esto se debió al movimiento de los supercontinentes previos, como la Gondwana y Laurasia, que finalmente dieron origen a la Pangea.

2. Colisión de los bloques continentales

Una vez que los bloques comenzaron a acumularse, la siguiente etapa fue la colisión. En este momento, los bloques continentales comenzaron a chocar entre sí y a deformarse, creando cadenas montañosas y volcanes. La formación de estos accidentes geográficos fue fundamental para la unión de los distintos bloques y para la conformación de la Pangea.

Montañas formadas durante la formación de la Pangea Ubicación
Montañas Apalaches América del Norte
Montañas Caledonianas Europa
Cordillera del Atlas África
Cordillera de los Andes América del Sur
Cordillera de los Urales Asia

3. Acomodamiento de las áreas de colisión

La tercera etapa consistió en el acomodamiento de las áreas que habían chocado y de los accidentes geográficos formados. Este proceso hizo que los bloques continentales se unieran de manera más eficiente y que se conformaran los bordes de la Pangea. Además, permitió que se depositara material sedimentario en las zonas bajas, que actualmente conforman llanuras y extensas áreas de tierra fértil.

4. Ruptura de la Pangea

Hace alrededor de 180 millones de años, comenzó el proceso de ruptura del supercontinente. Los mismos procesos tectónicos que lo habían conformado, ahora lo comenzaban a separar. Los movimientos de las placas tectónicas hicieron que la Pangea se dividiera en dos grandes masas continentales: Laurasia y Gondwana. Con el tiempo, estas masas se fragmentaron en los continentes que conocemos hoy en día.

Importancia geológica de la Pangea

La Pangea es un elemento fundamental en el estudio de la geología y la historia del planeta. Su conformación y posterior ruptura, permitieron que se conformaran algunos de los accidentes geográficos más importantes del mundo, como las montañas del Himalaya y los Andes, y que se crearan importantes depósitos de combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural.

Además, el estudio de la Pangea ha permitido a los geólogos comprender mejor los procesos de formación y deformación de las placas tectónicas, así como la dinámica interna del planeta.

Datos curiosos sobre la Pangea

A continuación, te presentamos algunos datos interesantes sobre la Pangea:

  1. La Pangea cubría alrededor del 30% de la superficie terrestre.
  2. El nombre Pangea significa “toda la tierra” en griego.
  3. Los fósiles encontrados en la Pangea sugieren que los reptiles habían evolucionado en un ambiente completamente diferente al actual.
  4. La Pangea se desplazaba a una velocidad de alrededor de 2,5 centímetros por año.
  5. La mitad de las especies que habían evolucionado hasta ese momento, se extinguieron con la formación de la Pangea.

La Pangea es uno de los mayores misterios de la historia de la Tierra. Su formación y posterior ruptura han permitido a los científicos entender mejor la complejidad que existe en el interior del planeta. Además, su influencia en la formación de montañas, depósitos de combustibles fósiles y otros accidentes geográficos, se pueden ver hoy en día. A través del estudio de la Pangea, podemos aprender más sobre nuestra historia como especie y sobre el lugar que habitamos en el universo.

La Pangea fue un continente único que existió hace más de 300 millones de años y posteriormente se fragmentó en los continentes que conocemos hoy en día.

Vídeo Relacionado: ¿Qué es Pangea y cómo se formó?