¿Qué es la salsa bechamel?

¿Te encanta la pasta con una salsa cremosa y suave? Entonces, probablemente hayas probado la salsa bechamel, una de las salsas más populares en la cocina francesa y que se utiliza en la preparación de platos como lasaña, macarrones gratinados o croquetas. Pero ¿sabes realmente qué es la salsa bechamel? En este artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre esta deliciosa y versátil salsa, desde sus ingredientes hasta su historia y cómo prepararla en casa.

¿De dónde viene la Bechamel?

La salsa Bechamel es originaria de Francia y lleva el nombre del marqués Louis de Bechamel, quien la creó en el siglo XVII. Sus ingredientes principales son simples y económicos: mantequilla, harina y leche. Debido a que esta salsa es fácil de hacer y combina bien con una variedad de ingredientes, se ha convertido en un elemento básico en la cocina francesa pero también en española, mexicana y de muchos otros países. Incluso se utiliza como base de otros tipos de salsas.

Además, la Bechamel es un ingrediente fundamental en muchos platos clásicos, incluyendo las lasañas, los crepes, los huevos gratinados y muchas recetas gratinadas en general. Es muy fácil de personalizar añadiéndole diferentes ingredientes, como por ejemplo quesos, especias, hierbas o incluso ajo, para crear diferentes sabores y texturas.

Aquí te daremos un desglose completo de los ingredientes, la preparación y los usos de esta deliciosa salsa blanca:

Ingredientes para la Salsa Bechamel

Para hacer salsa bechamel necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche entera
  • Sal y pimienta al gusto

Hay recetas que añaden otros ingredientes adicionales como la nuez moscada rallada, queso rallado e incluso caldos de pollo o de verduras, dependiendo de la preparación de la receta.

Preparación de Salsa Bechamel

Ahora que tienes los ingredientes necesarios es hora de empezar a preparar la salsa:

  1. Derretir la mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio
  2. Cuando la mantequilla esté completamente derretida, añadir la harina y revolver continuamente hasta que la mezcla forme una masa homogénea (unos 2 minutos aproximadamente).
  3. Agregar gradualmente la leche a la mezcla, batiendo constantemente hasta que la salsa empiece a hervir.
  4. Reduzca el fuego y siga revolviendo hasta que la salsa espese, aproximadamente de 8 a 10 minutos.
  5. Añadir sal y pimienta al gusto.
  6. Retirar del fuego y dejar enfriar.

La salsa Bechamel se sirve tradicionalmente caliente pero también se puede utilizar fría como base para las salsas y las cremas, popularmente incorporada en las pizzas, las pastas y las recetas gratinadas.

Usos y variaciones de la Salsa Bechamel

La salsa Bechamel es tan versátil como los ingredientes que se pueden agregar a ella. Aquí te damos algunas opciones para usar la salsa con diferentes platos:

  • Salsa blanca: es como la salsa original sin ningún ingrediente adicional.
  • Salsa de queso: una versión que lleva queso rallado para añadir un sabor extra.
  • Salsa de pollo: se añade caldo de pollo para dar un sabor más pronunciado y, en algunos casos, el pollo mismo.
  • Lasaña: la salsa bechamel es un ingrediente esencial en la elaboración de las lasañas.
  • Crepes: es tradicional acompañar con salsa Bechamel los crepes rellenos de jamón y queso.
  • Pizza: se utiliza a menudo como base blanca en la pizza.

Como se puede ver, la salsa Bechamel es muy versátil y fácil de hacer, lo que la convierte en una excelente opción para la industria alimentaria y la cocina casera. Con unos pocos ingredientes, puedes preparar una salsa deliciosa y adecuada para cualquier plato. Pruébala hoy y experimenta con diferentes ingredientes para crear algo nuevo y emocionante.

La biología celular es una rama de la biología que estudia las células y sus funciones. Es indispensable para comprender enfermedades y procesos fisiológicos.

¿Qué es la Bechamel?

La Bechamel es una salsa clásica de la cocina francesa. Es una salsa cremosa, suave y espesa que se utiliza en una gran variedad de platos. Se elabora a partir de una mezcla de mantequilla y harina (roux), que se cocina durante unos minutos para crear una base suave y sin grumos. Luego se agrega leche caliente poco a poco, mientras se bate, hasta que la salsa se espese. En la mayoría de las recetas también se agregan sal, pimienta y nuez moscada.

La Bechamel, o salsa blanca, es una de las cinco salsas madre de la cocina francesa, junto con la salsa Espagnole, la salsa Velouté, la salsa Holandesa y la salsa de Tomate. Estas salsas madre son bases para muchas otras salsas y son fundamentales para la cocina.

En la cocina española, la Bechamel se conoce también como salsa bechamel, salsa blanca, salsa espesa y salsa inglesa, y es un ingrediente clave en muchos platos tradicionales como la lasaña, los canelones, las croquetas o el gratinado de patatas. Pero la salsa Bechamel también se utiliza en varios platos internacionales, y es reconocida mundialmente como una salsa popular y versátil.

¿Cómo se utiliza la Bechamel?

La Bechamel es una salsa muy versátil que puede utilizarse en una amplia variedad de platos. Estos son algunos de los usos más comunes de la Bechamel:

Plato Forma de utilizarse
Lasaña Capas alternas de pasta, carne y Bechamel en una bandeja, cubierto con queso rallado y gratinado en el horno.
Croquetas La Bechamel se mezcla con ingredientes como el jamón, pollo, queso o mariscos, se deja enfriar, se moldea y se fríe.
Canelones La pasta de canelones se cocina, se rellena con el relleno que prefieras y se cubre con Bechamel y queso rallado al horno.
Gratinado de patatas Las patatas se cortan en rodajas, se colocan en una fuente para horno y se cubren con Bechamel y queso rallado antes de gratinar.

La Bechamel es también una excelente salsa para acompañar verduras, pescados y carnes asadas, y puede utilizarse como una salsa para merguez (un tipo de salchicha picante de Marruecos) o como base para una sopa cremosa.

Para preparar la Bechamel, es importante batir vigorosamente la mezcla de mantequilla y harina para asegurar que no queden grumos y que la mezcla se cocine uniformemente. Al agregar la leche caliente, es importante hacerlo poco a poco, y batir constantemente para evitar que se formen grumos. Si se desea, se puede agregar también queso rallado para darle un sabor adicional a la salsa.

La Bechamel es una salsa que puede prepararse con anticipación y almacenarse en la nevera durante unos días. En general, se conserva bien y puede utilizarse como base para varias salsas y platos.

Conclusión

La Bechamel es una salsa clásica y versátil utilizada en una gran variedad de platos. Se elabora a partir de una mezcla de mantequilla y harina, y se agrega la leche caliente para espesar la salsa. La Bechamel es una de las cinco salsas madre de la cocina francesa, y es un ingrediente fundamental en muchas cocinas internacionales. Desde las lasañas hasta las croquetas, la Bechamel es una salsa que no pasará de moda y que siempre estará presente en nuestras cocinas.

Si estás interesado en conocer cómo funciona Google Ads, esta es una excelente opción para empezar. Esta herramienta de publicidad te permite llegar a tu público objetivo y aumentar tus ventas.

Vídeo Relacionado: ¿Qué es la salsa bechamel?