¿Cómo instalar un plato de ducha de resina?

Bienvenidos al mundo de la remodelación del baño. Si estás buscando formas de actualizar tu baño y hacerlo más eficiente, seguro que te has topado con la idea de cambiar tu bañera por un plato ducha de resina y te preguntas cómo hacerlo. No te preocupes, en este artículo te guiaremos sobre cómo instalar un plato de ducha de resina de manera sencilla y efectiva.

La primera cosa que necesita hacerse es elegir el tipo de plato de ducha que se adapte a tus necesidades y gustos. Los platos de ducha de resina se han convertido en una opción cada vez más popular debido a su durabilidad y estética moderna. La resina es un material sólido y resistente a las manchas y productos químicos. Además, su apariencia elegante y su facilidad de limpieza lo hacen una elección popular para muchas personas que buscan renovar su baño.

Paso a paso para instalar el plato de ducha de resina

Instalar un plato de ducha de resina es una opción práctica y estética para renovar el baño. Es un material resistente, duradero y fácil de limpiar que, gracias a las tecnologías actuales, puede tener diferentes texturas y diseños.

Si bien es posible que necesites de algún profesional para hacer la instalación dependiendo de tu nivel de habilidad y experiencia, aquí te explicamos el proceso paso a paso para que lo consideres. Sigue estos sencillos pasos para una instalación exitosa y sin contratiempos.

1. Prepara el área de trabajo y ten a mano todas las herramientas necesarias

Lo primero que debes hacer es revisar que cuentas con todas las herramientas y materiales necesarios para la instalación. Algunas herramientas que necesitarás son:

Herramientas Materiales
Taladro con brocas para construcción Plato de ducha de resina
Nivel de burbuja Adhesivo para la instalación de la válvula de desagüe
Llave ajustable Cinta teflón
Destornillador Lija
Tijeras Cubeta
Alcohol o acetona

Una vez que cuentes con todo lo necesario, es importante que revises que la superficie donde se colocará el plato de ducha se encuentre limpia y libre de polvo. Usa un alcohol o acetona para limpiar la zona y asegurarte de que está completamente seca.

2. Nivela la superficie sobre la que se colocará el plato

El siguiente paso es asegurarte de que la superficie donde colocarás el plato de ducha esté nivelada. Para lograrlo, sigue los siguientes pasos:

2.1. Realiza una medición del desnivel de la superficie

Con la ayuda de una regla o nivel, medirás la altura de la zona más alta y la de la zona más baja. Deberás restar la altura de la zona más baja a la altura de la zona más alta para conocer la magnitud del desnivel.

2.2. Aplica una masilla niveladora en la zona de mayor desnivel

Para que el plato de ducha quede completamente nivelado, deberás aplicar una masilla niveladora en la zona donde se encuentra el mayor desnivel. Usa una llana para nivelar la masilla y espera a que seque según las instrucciones del fabricante.

2.3. Usa el nivel de burbuja para confirmar el nivel

Una vez que la masilla niveladora se haya secado, utiliza el nivel de burbuja para verificar que la superficie se encuentra completamente nivelada. Si encuentras alguna imperfección, repite el proceso de aplicación de masilla niveladora y espera a que se seque antes de volver a verificar con el nivel de burbuja que todo está perfectamente nivelado.

3. Aplica un sellador para evitar filtraciones

Una vez que la superficie esté completamente nivelada, aplica un sellador de silicona en la zona donde se instalará el plato de ducha para evitar que el agua se filtre por debajo. Asegúrate de aplicar suficiente sellador para cubrir toda la zona y deja secar según las instrucciones del fabricante antes de continuar con la instalación.

4. Espera a que seque y finalmente coloca el plato en su lugar

Con la superficie preparada, la zona nivelada y el sellador seco, es momento de instalar el plato de ducha de resina en su lugar. Prepárate para trabajar rápido en este proceso ya que el adhesivo de instalación secará rápidamente.

4.1. Aplica el adhesivo de instalación

Aplica el adhesivo de instalación en cada uno de los cuatro puntos de la base del plato de ducha y en todo el perímetro donde hará contacto directo con la superficie. Asegúrate de aplicar la cantidad suficiente para cubrir toda la superficie y evitar que se salga el adhesivo cuando coloques el plato en su lugar.

4.2. Coloca el plato de ducha de resina en su lugar

Levanta el plato de ducha de resina y colócalo en el lugar que corresponde, asegurándote de que quede completamente nivelado. Existen diferentes métodos para nivelar el plato de ducha, pero usar el nivel de burbuja te garantizará que está completamente horizontal.

4.3. Instala la válvula de desagüe

Una vez que hayas colocado el plato de ducha en su lugar, procede a instalar la válvula de desagüe asegurándote de aplicar suficiente adhesivo de instalación en todos los puntos de contacto. Usa la cinta de teflón para hacer una correcta selladura de la válvula de desagüe y así asegurarte de que no habrá fugas.

4.4. Deja secar y hace las terminaciones

Finalmente, una vez instalada la válvula de desagüe, deja secar el adhesivo de instalación según las instrucciones del fabricante y procede a hacer las terminaciones con sellador de silicona para evitar que el agua se filtre por la parte exterior del plato de ducha.

Una vez finalizado el proceso, podrás disfrutar de un baño renovado y moderno gracias a la instalación del plato de ducha de resina.

Si necesitas ayuda para crear una nueva cuenta de Google, en este artículo te explicamos el proceso paso a paso.

Vídeo Relacionado: ¿Cómo instalar un plato de ducha de resina?