¿Cómo se realiza la instalación de extracción de aire?

Si estás pensando en realizar la instalación de extracción de aire en tu hogar o lugar de trabajo, es importante que sepas qué se necesita y cómo se lleva a cabo el proceso. La extracción de aire es una medida de seguridad y salud, ya que ayuda a eliminar el aire viciado y a renovar el ambiente en donde nos desenvolvemos diariamente.

En este artículo te explicamos de manera clara y sencilla cómo se realiza la instalación de extracción de aire, para que estés informado antes de contratar a un profesional o realizar el trabajo por tu cuenta.

¿Qué es una instalación de extracción de aire?

Una instalación de extracción de aire es un sistema de ventilación que se encarga de extraer el aire viciado de un espacio y llevarlo hacia el exterior, para luego reemplazarlo con aire limpio. Este tipo de instalación es muy común en edificios, fábricas, hospitales, cocinas y cualquier espacio donde se requiera una adecuada eliminación de gases, partículas y otros contaminantes del aire. Además de garantizar la salud y bienestar de las personas que ocupan estos espacios, las instalaciones de extracción de aire también contribuyen a mantener el correcto funcionamiento y conservación de los equipos y maquinarias utilizadas.

Componentes de una instalación de extracción de aire

Para que una instalación de extracción de aire funcione de manera eficiente, es importante que cuente con una serie de componentes que trabajen en conjunto. A continuación, se detallan los principales componentes:

Componente Descripción
Ventiladores Sirven para impulsar el aire hacia el exterior, crear presión negativa en el espacio a ventilar y renovar el aire.
Filtros Eliminan las partículas en suspensión y otros elementos que puedan contaminar el ambiente.
Red de conductos Son los tubos que transportan el aire hacia el exterior y permiten que llegue a los diferentes puntos de extracción.
Sistemas de regulación Permiten controlar el caudal de aire que se extrae y la velocidad de los ventiladores, para ajustarlos a las necesidades del espacio.
Extractores Son las aberturas por donde se extrae el aire viciado y donde se instalan los filtros.
Cajas de ventilación Garantizan que el aire fluya de manera homogénea y constante, para que no se generen turbulencias ni variaciones en la velocidad.

Además de estos componentes principales, las instalaciones de extracción de aire también pueden incorporar otros elementos según las necesidades específicas de cada espacio, como difusores, compuertas, sensores de presión, controladores de temperatura, entre otros.

Tipos de sistemas de ventilación

Dentro de las instalaciones de extracción de aire, existen diversos tipos de sistemas de ventilación, que se adaptan a las características y requerimientos de cada espacio. A continuación, se describen los más comunes:

  1. Sistemas de extracción individual: Este tipo de sistema se utiliza en espacios pequeños o en zonas específicas donde se generan gases, vapores o humos. Consiste en la instalación de un extractor en cada punto de emisión, que extrae el aire viciado y lo lleva hacia el exterior.
  2. Sistemas de extracción general: Este sistema se utiliza en espacios más grandes y consiste en la instalación de extractores en puntos estratégicos del espacio, para garantizar una extracción eficiente del aire viciado. Es común en espacios como talleres, fábricas, cocinas y estacionamientos.
  3. Sistemas de extracción mecánica: Este tipo de sistema cuenta con ventiladores que impulsan el aire hacia el exterior mediante una red de conductos, en una dirección determinada. Es utilizado en espacios donde se desea distribuir el aire limpio de manera homogénea, como en salas de reuniones, oficinas y hospitales.
  4. Sistemas de extracción por dilución: Este sistema consiste en la admisión de aire fresco desde el exterior, que se mezcla con el aire viciado del interior, generando una dilución del contaminante. Es utilizado en espacios como bodegas, almacenes y espacios abiertos.

Cada tipo de sistema de ventilación tiene sus propias características y ventajas, por lo que es importante realizar un análisis de cada espacio para determinar cuál es el más adecuado.

Proceso de instalación de extracción de aire

La instalación de una extracción de aire requiere de un proceso planificado y estructurado, que garantice su correcto funcionamiento. A continuación, se detalla el proceso de instalación de extracción de aire:

  1. Estudio del espacio: En esta fase inicial, se realiza un estudio del espacio a ventilar, evaluando aspectos como la superficie, la altura, el número de personas que lo ocupan, el tipo de actividad que se desarrolla, entre otros. Este análisis permitirá determinar cuál es el tipo de sistema de ventilación más adecuado y cuál es el caudal de aire necesario para garantizar una extracción eficiente.
  2. Diseño del proyecto: En base al estudio del espacio, se diseñará el proyecto de la instalación, que deberá incluir un plano con la ubicación de los extractores, el sistema de conductos, el tipo de ventilador y los sistemas de regulación y control. Este diseño deberá ser realizado por un equipo especializado en climatización y ventilación.
  3. Instalación de conductos y extractores: Una vez aprobado el proyecto, se procederá a la instalación de los conductos y extractores necesarios para el sistema de ventilación. Esta tarea requiere de un equipo de instaladores especializados en la materia, que deberán cumplir con las normas de seguridad y calidad exigidas.
  4. Instalación de ventiladores y filtros: En esta fase, se instalarán los ventiladores y filtros necesarios para la extracción y limpieza del aire viciado. Estos componentes deberán ser instalados de manera que permitan un fácil acceso para su mantenimiento y limpieza.
  5. Instalación de sistemas de regulación y control: Por último, se instalarán los sistemas de regulación y control que permitirán ajustar el caudal de aire, la velocidad de los ventiladores y los niveles de presión. Estos sistemas serán programados para que funcionen automáticamente, en base a las necesidades del espacio.

Una vez finalizado el proceso de instalación, es importante realizar pruebas y ajustes en el sistema de ventilación, para garantizar que funciona correctamente. Además, será necesario realizar un mantenimiento y limpieza periódica de los componentes, para prolongar la vida útil de la instalación y garantizar su correcto funcionamiento.

Conclusión

La instalación de una extracción de aire es un proceso importante para garantizar la salud y bienestar de las personas que ocupan un espacio. Además, contribuye a la conservación de los equipos y maquinarias utilizados en diversos sectores. Para garantizar una extracción eficiente del aire viciado, es importante contar con un sistema de ventilación adecuado, que cumpla con los requerimientos específicos de cada espacio. Una vez instalado, será necesario realizar un mantenimiento y limpieza adecuados, para garantizar su correcto funcionamiento a largo plazo.

Cómo es una Instalación de Extracción de Aire

Una instalación de extracción de aire es esencial para cualquier edificio o estructura, ya sea una sala de conciertos, una oficina o una planta de producción. Ayuda a crear un ambiente saludable y seguro para las personas que trabajan o habitan el edificio, eliminando el aire contaminado, la humedad y los olores. En este artículo, hablaremos sobre los componentes clave de una instalación de extracción de aire y cómo funcionan juntos para crear un ambiente limpio y confortable.

Componentes clave de una instalación de extracción de aire

Los componentes clave comprenden un ventilador que extrae el aire, conductos que transportan el aire extraído y filtros que eliminan cualquier contaminación del aire.

1. Ventiladores de extracción de aire

Los ventiladores de extracción de aire son uno de los componentes clave de una instalación de extracción de aire. Estos dispositivos utilizan la energía eléctrica para crear una corriente de aire que mueve el aire de una zona a otra. El ventilador extrae el aire viciado, la humedad y los olores de la zona y los transporta a través de los conductos para ser tratados en otra parte de la instalación.

Los ventiladores de extracción de aire se clasifican en función del caudal de aire y la resistencia del sistema. El caudal de aire se mide en metros cúbicos por hora y la resistencia del sistema se mide en Pascales. La elección del ventilador dependerá del caudal de aire requerido y la resistencia del sistema en la zona de extracción de aire.

El motor del ventilador se coloca fuera de la zona de extracción de aire para evitar que se contamine con la humedad o los gases del aire extraído. También hay ventiladores que se colocan dentro de la zona de extracción, en el caso de que se necesite una extracción localizada.

En general, hay dos tipos de ventiladores de extracción de aire:

  1. Centrífugos: estos ventiladores tienen un funcionamiento más eficiente y son más costosos que los axiales. El motor del ventilador está ubicado en el medio del ventilador y funciona mediante una corriente de aire centrífuga que se genera a través del rotor del ventilador. El aire entra por el centro y sale por las paletas del ventilador.
  2. Axiales: estos ventiladores son más baratos y fáciles de mantener que los centrífugos. El motor del ventilador está ubicado en el centro del ventilador y funciona mediante una hélice que se mueve a través del aire. El aire entra por un lado del ventilador y sale por el otro.

Cuando se elige un ventilador de extracción de aire, es importante tener en cuenta el nivel de ruido que produce. Los ventiladores pueden generar un alto nivel de ruido que puede ser perjudicial para la salud humana. Por lo tanto, se recomienda utilizar un ventilador con una clasificación de sonido reducida, diseñado para minimizar el ruido.

2. Conductos de aire

Los conductos de aire son tubos que transportan el aire extraído por el ventilador a través del edificio. Pueden ser de diferentes formas y tamaños, desde conductos redondos y rectangulares hasta flexibles o de chapa galvanizada.

Los conductos tienen un papel crucial en la eficiencia de la instalación de extracción de aire. Los conductos tienen que ser lo suficientemente grandes para mover la cantidad de aire requerida sin generar una resistencia excesiva. Si los conductos son demasiado pequeños, el ventilador tendrá que trabajar más para mover el aire, lo que aumentará el consumo de energía y reducirá la eficiencia general de la instalación.

Hay varios tipos de conductos de aire:

Tipo de conducto Especificaciones Uso recomendado
Conductos redondos Diámetro desde 40 mm hasta 2000 mm Para conductos cortos o curvados, o para lugares donde el espacio es limitado
Conductos rectangulares Dimensiones desde 100 x 50 mm hasta 2000 x 1000 mm Para conductos rectos y largos
Conductos flexibles Longitudes desde 1 metro hasta 10 metros Para zonas donde el espacio es limitado o donde se necesitan conductos flexibles
Conductos de chapa galvanizada 20 a 30 espesores de chapa Para zonas donde se requiere una gran resistencia mecánica o para conductos con requerimientos especiales

También hay conductos acústicos diseñados para reducir el nivel de ruido generado por el aire que se mueve a través de los conductos. Los conductos acústicos están hechos de materiales aislantes que ayudan a minimizar el nivel de ruido generado.

Cuando se instalan los conductos, es importante mantener su integridad. Los conductos deben sellarse adecuadamente y deben estar aislados para evitar la pérdida de calor y la entrada de humedad. También deben limpiarse periódicamente para evitar la acumulación de polvo y linterna, que puede reducir la eficiencia de la instalación.

Los conductos de aire también se pueden equipar con dispositivos de control de caudal para ajustar la velocidad del aire que se mueve a través del ducto. Estos dispositivos de control de caudal son muy útiles para controlar el flujo de aire en diferentes zonas de la instalación de extracción de aire.

3. Filtros de aire

Los filtros de aire son componentes clave en una instalación de extracción de aire ya que eliminan cualquier contaminación del aire que pueda estar presente. Los filtros de aire eliminan el polvo, el polen, los gases nocivos y las partículas de humo, mejorando la calidad del aire que se mueve a través de la instalación.

Hay varios tipos de filtros de aire, desde los filtros más comunes de fibra de vidrio, hasta los filtros electrostáticos y los filtros de carbón activo.

Los filtros de fibra de vidrio son los filtros más comunes y se utilizan para filtrar partículas de polvo y otros contaminantes del aire. Estos filtros son bastante económicos y tienen una vida útil de aproximadamente un mes.

Los filtros electrostáticos, por otro lado, utilizan una carga electrostática para eliminar las partículas del aire. Estos filtros tienen una vida útil más larga y pueden durar hasta seis meses. Además, son más eficaces para eliminar las partículas más pequeñas que los filtros de fibra de vidrio.

Los filtros de carbón activo se utilizan para eliminar los olores del aire que se mueve a través de la instalación. El carbón activo tiene una alta capacidad de adsorción y puede eliminar eficazmente los olores y los gases nocivos del aire.

Es importante recordar que los filtros deben cambiarse regularmente para garantizar que la instalación funcione de manera eficiente. Si los filtros están obstruidos, el ventilador tendrá que trabajar más para mover el aire, lo que aumentará el consumo de energía y reducirá la eficiencia.

Cómo funciona una instalación de extracción de aire

Ahora que ya conocemos los componentes clave de una instalación de extracción de aire, podemos hablar sobre cómo funcionan juntos para crear un ambiente limpio y confortable.

En primer lugar, el ventilador extrae el aire viciado de la zona de extracción. El aire se mueve a través de los conductos y se transporta a través de la instalación. A medida que el aire se mueve, se filtra a través de los filtros para eliminar cualquier contaminación del aire.

Una vez que el aire ha sido filtrado, se mueve a través de los conductos de salida hacia el exterior del edificio. Los conductos de salida permiten que el aire se escape del edificio sin filtrar y sin afectar la calidad del aire interior. Además, los conductos de salida ayudan a mantener una presión equilibrada dentro del edificio, lo que reduce el riesgo de que el aire sucio regrese al edificio.

En resumen, una instalación de extracción de aire es esencial para crear un ambiente limpio y confortable en cualquier edificio o estructura. Los componentes clave de una instalación de extracción de aire incluyen ventiladores de extracción de aire, conductos de aire y filtros de aire. Cuando se combinan, estos componentes trabajan juntos para eliminar la contaminación del aire, la humedad y los malos olores, creando un ambiente saludable y seguro para las personas.

Cómo funciona una instalación de extracción de aire

Una instalación de extracción de aire es un sistema que se encarga de mantener la calidad del aire en un espacio cerrado, ya sea mediante la eliminación de contaminantes o mediante la renovación del aire. El sistema de extracción de aire consta de varios componentes, incluyendo ventiladores, filtros de aire y conductos de aire.

El proceso comienza con la extracción del aire del espacio donde se encuentra. El ventilador es el encargado de succionar el aire viciado, que luego es filtrado a través de los filtros de aire. Estos filtros eliminan cualquier partícula o contaminante presente en el aire, como polvo, polen, humedad, bacterias, humo, gases o vapores químicos.

Una vez que el aire ha sido filtrado y purificado, es expulsado al exterior mediante los conductos de aire. Los conductos pueden ser de diferentes tamaños y formas, dependiendo de la configuración de la instalación de extracción de aire. Los conductos también pueden ser revestidos con materiales aislantes para garantizar una adecuada conservación de la calidad del aire.

En resumen, una instalación de extracción de aire es un sistema eficiente y efectivo para mantener la calidad del aire en cualquier espacio cerrado, ya sea para su renovación o eliminación de contaminantes. La extracción de aire se realiza mediante el uso de ventiladores, filtros de aire y conductos de aire.

Componentes de una instalación de extracción de aire

Los componentes principales de una instalación de extracción de aire incluyen ventiladores, filtros de aire, conductos de aire y dispositivos de regulación y control. Cada uno de estos componentes juega un papel importante en el funcionamiento del sistema y debe ser elegido cuidadosamente en función de las necesidades específicas del usuario.

Componente Descripción
Ventiladores Los ventiladores son responsables de la extracción del aire viciado del espacio donde se encuentra la instalación. Los ventiladores pueden ser centrífugos o axiales y su capacidad de extracción se mide en metros cúbicos por hora (m³/h).
Filtros de aire Los filtros de aire son componentes esenciales para garantizar que el aire expulsado por la instalación esté limpio y libre de contaminantes. Los filtros pueden estar fabricados con diferentes materiales, como fibra de vidrio, carbón activado, poliéster o filtros HEPA.
Conductos de aire Los conductos de aire son responsables de transportar el aire desde el espacio donde se encuentra la instalación hasta el exterior. Los conductos pueden ser flexibles o rígidos y estar fabricados con diferentes materiales, como PVC, metal o fibra de vidrio.
Dispositivos de regulación y control Los dispositivos de regulación y control son utilizados para ajustar la velocidad de los ventiladores y el flujo de aire en los conductos. Estos dispositivos pueden incluir termostatos, sensores de humedad y elementos de control eléctrico.

Consideraciones para la instalación de extracción de aire

Antes de instalar una instalación de extracción de aire, es importante considerar varias variables para asegurar un funcionamiento óptimo del sistema y para garantizar que las necesidades del usuario estén satisfechas. Entre las consideraciones más importantes se incluyen la elección de los componentes adecuados, la ubicación de la instalación y la preparación del espacio para la instalación.

  1. Elección de componentes adecuados: Es necesario elegir los componentes adecuados para la instalación en función de las necesidades del espacio. Esto incluye el tamaño y la capacidad de los ventiladores, así como la elección de los filtros de aire apropiados.
  2. Ubicación de la instalación: Es importante seleccionar una ubicación óptima para la instalación de la extracción de aire. La ubicación ideal dependerá de la cantidad y el tamaño de los conductos necesarios y de la distancia de los conductos hasta la salida al exterior.
  3. Preparación del espacio para la instalación: Durante la preparación del espacio para la instalación, es importante asegurarse de que el espacio sea adecuado para los conductos y componentes necesarios. También es esencial garantizar que el espacio sea accesible para el mantenimiento y la reparación del sistema en caso de ser necesario.

En resumen, la elección de los componentes adecuados, la ubicación de la instalación y la preparación del espacio son consideraciones importantes para garantizar que la instalación de extracción de aire sea efectiva y eficiente. Un adecuado funcionamiento del sistema no sólo proporcionará aire limpio y de calidad, sino también una mayor comodidad y seguridad para el usuario.

Vídeo Relacionado: ¿Cómo se realiza la instalación de extracción de aire?