¿Cómo realizar una instalación limpia de Windows desde cero?

¿Cansado de un Windows lento y lleno de errores? Tal vez haya llegado el momento de hacer una instalación limpia de este sistema operativo en tu ordenador. Pero si te preguntas qué es una instalación limpia y cómo se hace, estás en el lugar correcto.

Realizar una instalación limpia de Windows desde cero significa formatear el disco duro y empezar de nuevo con una versión nueva del sistema operativo. Es la mejor opción si quieres borrar todas las aplicaciones y archivos innecesarios que ralentizan tu ordenador y comenzar de nuevo desde cero. En este artículo, te mostraremos cómo realizar una instalación limpia de Windows 10 con un USB o un DVD de instalación.

Por qué empezar una instalación limpia de Windows

Si te has dado cuenta de que tu computadora se está volviendo cada vez más lenta y no está funcionando como debería, es posible que haya llegado el momento de iniciar una instalación limpia de Windows. Una instalación limpia significa que eliminarás completamente todo lo que hay en tu disco duro y volverás a instalar el sistema operativo desde cero. Aunque pueda parecer una tarea intimidante, hay muchas razones por las que deberías considerar hacerlo.

Primero, una instalación limpia garantizará que tu computadora esté libre de virus y malware. A medida que vas instalando programas y descargando archivos a lo largo del tiempo, es muy probable que acumules una gran cantidad de archivos innecesarios y potencialmente dañinos para tu sistema. Una instalación limpia te permitirá eliminar todo esto y comenzar de nuevo sin virus o malware.

Otra razón para hacer una instalación limpia es que tu computadora puede haber acumulado toneladas de archivos y programas que ya no necesitas. Es probable que haya programas que instalaste hace años y que nunca utilizaste, archivos duplicados y viejos, y cientos de otros archivos innecesarios. Una instalación limpia te permitirá eliminar todo lo que no necesitas y comenzar de nuevo con un sistema que esté funcionando al máximo de su capacidad.

Finalmente, una instalación limpia te permitirá aprovechar al máximo las actualizaciones y características más recientes del sistema operativo. Si no has instalado una actualización importante en mucho tiempo, es posible que estés perdiendo algunas de las mejores características del sistema operativo. Una instalación limpia te permitirá comenzar de nuevo con una nueva instalación que tendrás la capacidad de personalizar especialmente para ti.

Crea una copia de seguridad de tus archivos

Antes de empezar con la instalación limpia, es importante asegurarte de que tienes una copia de seguridad de tus archivos personales. Esto es especialmente importante si tienes archivos que son irreemplazables. Si ya tienes una copia de seguridad en línea, asegúrate de que esté actualizada y de que estés listo para restaurarla una vez que hayas terminado la instalación limpia.

Además, puede ser una buena idea hacer una copia de seguridad en un disco duro externo para tener una copia física segura en caso de que algo salga mal con tu copia en línea. Una vez que tengas la copia de seguridad, asegúrate de que tengas acceso a ella fácilmente para que puedas restaurarla más tarde.

Reúne las claves de activación

Antes de comenzar la instalación limpia, es importante tener las claves de activación para todos tus programas y tu sistema operativo. Es posible que necesites volver a instalar varios programas después de la instalación, y necesitarás las claves para volver a activarlos. Puedes encontrar las claves de activación en las cajas de los programas o en los correos electrónicos de confirmación de compra. Asegúrate de tenerlas a mano antes de comenzar la instalación.

Crea un medio de instalación de Windows

Una vez que tengas una copia de seguridad de tus archivos y todas las claves de activación que necesitas, es hora de crear un medio de instalación de Windows. Puedes hacer esto a través de la herramienta oficial de Microsoft llamada “Media Creation Tool”. Esta herramienta permitirá que descargues y crees un medio de instalación de Windows en una unidad flash USB o DVD. Asegúrate de que el medio de instalación esté correctamente preparado antes de comenzar la instalación limpia.

Inicia desde el medio de instalación

Asegúrate de que tu computadora esté configurada para iniciar desde el medio de instalación, ya sea una unidad flash USB o un DVD. Puedes hacer esto dirigiéndote a la Configuración de BIOS de tu computadora y seleccionando el medio de inicio apropiado. Una vez que se inicie desde el medio de instalación, haz clic en “Instalar ahora”.

A continuación, se te presentará una pantalla con los términos de licencia. Asegúrate de leerlos y selecciona “Acepto los términos” si estás de acuerdo con ellos. A continuación, elegirás la opción de “Instalación personalizada” y selecciona la unidad donde deseas instalar el sistema operativo. Asegúrate de seleccionar la unidad correcta para evitar eliminar accidentalmente cualquier archivo importante de otra unidad.

Elimina las particiones existentes

Una vez que hayas seleccionado la unidad correcta, lo siguiente es eliminar las particiones existentes en la unidad. Las particiones son divisiones en la unidad que pueden contener diferentes sistemas operativos o espacio de almacenamiento. Si estás haciendo una instalación limpia, debes eliminar todas las particiones existentes para comenzar de nuevo. Haz clic en “Eliminar” y luego en “Agregar” para crear una nueva partición. Selecciona el tamaño apropiado y haz clic en “Siguiente”.

Instala el sistema operativo

Una vez que hayas creado la nueva partición, haz clic en “Siguiente” para comenzar la instalación. Windows comenzará a instalarse y puede tardar un tiempo en completarse. Una vez que la instalación esté completa, se te pedirá que ingreses las claves de activación para Windows y los programas que necesiten ser activados. Ingresa las claves y sigue las instrucciones en pantalla para completar la instalación.

Después de completar la instalación, es probable que necesites volver a instalar algunos programas y configuraciones personalizadas. Asegúrate de hacer una lista de los programas que necesitas instalar y configuraciones que necesitas establecer para que puedas hacerlo rápidamente después de la instalación.

Conclusión

Empezar una instalación limpia de Windows puede parecer una tarea abrumadora, pero hay muchas razones para hacerlo. Asegúrate de hacer una copia de seguridad de todos tus archivos importantes y tener las claves de activación a mano antes de comenzar. Utiliza la herramienta Media Creation Tool para crear un medio de instalación de Windows y asegúrate de iniciar desde el medio de instalación. Elimina las particiones existentes, instala el sistema operativo y recuerda volver a instalar tus programas y establecer tus configuraciones personalizadas. Con un poco de paciencia y tiempo, tendrás un nuevo sistema operativo que funcionará al máximo de su capacidad.

Si necesitas comprar productos en Alibaba desde España, debes conocer los métodos de pago que puedes utilizar. Descubre todo lo que necesitas saber en este artículo de TEKNOPIL.

Paso a Paso para Empezar de Cero la Instalación de Windows

Si necesitas instalar Windows en tu computadora desde cero, el proceso puede parecer intimidante a primera vista. Sin embargo, con un poco de planificación y siguiendo algunos sencillos pasos, podrás empezar de cero una instalación limpia de Windows sin problemas. A continuación, te presentamos una guía paso a paso para ayudarte en el proceso de instalación.

1. Crea un medio de instalación arrancable

Lo primero que necesitas es crear un medio de instalación arrancable. Para ello, necesitarás un USB o un DVD con capacidad suficiente para instalar el sistema operativo. Si no tienes una imagen ISO de Windows, la puedes descargar desde el sitio oficial de Microsoft. Una vez que tengas la imagen ISO, deberás seguir los siguientes pasos:

Paso Acción
1 Conecta una unidad USB o inserta un DVD en tu computadora.
2 Descarga e instala el software Rufus o Windows USB/DVD Download Tool.
3 Abre el software y selecciona la imagen ISO de Windows que descargaste previamente.
4 Selecciona el medio de instalación (USB o DVD) que deseas crear.
5 Haz clic en “Iniciar” para crear el medio de instalación arrancable.

Una vez que hayas finalizado este proceso, ya estarás listo para instalar Windows desde cero en tu computadora.

2. En la pantalla de inicio selecciona el idioma, la hora y el formato de moneda

Una vez que hayas creado tu medio de instalación arrancable, debes insertarlo en la computadora donde deseas instalar Windows. Después, sigue los siguientes pasos:

Paso Acción
1 Enciende la computadora desde la que deseas instalar Windows.
2 Presiona cualquier tecla para arrancar desde el medio de instalación.
3 Selecciona el idioma, la hora y el formato de moneda que desees utilizar. Estas opciones afectarán la configuración regional de Windows y se aplicarán de forma predeterminada durante la instalación.
4 Haz clic en “Siguiente” para proceder.

Es importante seleccionar correctamente el idioma, la hora y el formato de moneda durante la instalación para evitar futuros inconvenientes en la configuración regional de Windows. Asegúrate de elegir las opciones que se adapten a tus preferencias y necesidades.

3. Selecciona la opción de instalación personalizada

Una vez que hayas seleccionado el idioma, la hora y el formato de moneda, te toparás con la pantalla de “Tipo de instalación”. Ahí, debes seleccionar “Instalación personalizada” para borrar todas las particiones existentes y crear una nueva partición en la que instalar Windows. Los siguientes pasos te guiarán a través del proceso:

Paso Acción
1 Haz clic en “Instalación personalizada”.
2 Selecciona la partición existente en la que deseas instalar Windows.
3 Haz clic en “Eliminar” para borrar la partición seleccionada y cualquier otro disco existente que contenga un sistema operativo anterior.
4 Selecciona el espacio no asignado que deseas usar para la instalación de Windows.
5 Haz clic en “Nuevo” para crear una nueva partición en el espacio no asignado.
6 Especifica un tamaño para la partición que acabas de crear. Si deseas usar todo el espacio disponible para la partición, simplemente deja el tamaño predeterminado sin cambios.
7 Haz clic en “Siguiente” para comenzar la instalación de Windows en la partición que acabas de crear.

Seleccionar “Instalación personalizada” permite una mayor flexibilidad y control durante el proceso de instalación de Windows, lo que puede ser especialmente útil si estás tratando de solucionar problemas, actualizar tu sistema operativo o simplemente comenzando de cero con una instalación limpia.

4. Elimina todas las particiones existentes

Antes de crear una nueva partición en la que puedas instalar Windows, es necesario eliminar cualquier partición existente en el disco en el que deseas instalar el sistema operativo. Los siguientes pasos te muestran cómo hacerlo:

Paso Acción
1 En la pantalla “Tipo de instalación”, selecciona “Instalación personalizada”.
2 Selecciona la partición existente en la que deseas instalar Windows.
3 Haz clic en “Eliminar” para borrar la partición seleccionada y cualquier otro disco existente que contenga un sistema operativo anterior.

Es importante tener en cuenta que al eliminar una partición existente, se borran todos los datos que hayan sido almacenados en ella. Si tienes información importante en la partición que deseas borrar, recuerda respaldarla antes de proceder.

5. Crea una partición nueva y dirígete hacia la instalación

Una vez que hayas eliminado todas las particiones existentes en el disco en el que deseas instalar Windows, es necesario crear una nueva partición para que puedas comenzar con la instalación. Los siguientes pasos te muestran cómo hacerlo:

Paso Acción
1 Selecciona el espacio no asignado que deseas usar para la instalación de Windows.
2 Haz clic en “Nuevo” para crear una nueva partición en el espacio no asignado.
3 Especifica un tamaño para la partición que acabas de crear. Si deseas usar todo el espacio disponible para la partición, simplemente deja el tamaño predeterminado sin cambios.
4 Haz clic en “Siguiente” para comenzar la instalación de Windows en la partición que acabas de crear.

Ahora que has creado una partición nueva para instalar Windows, ya estás listo para proceder con la instalación. Sigue las instrucciones en pantalla y en poco tiempo, tendrás una instalación limpia de Windows en tu computadora. ¡Disfruta de tu nuevo sistema operativo!

Si ya tienes una cuenta de Google pero necesitas crear otra, sigue los pasos en este artículo de TEKNOPIL y tendrás otra cuenta en poco tiempo.

Cómo Empezar de Cero una Instalación Limpia de Windows

Iniciar desde cero con una Instalación Limpia de Windows puede parecer abrumador, pero con la guía adecuada, puede ser una tarea simple y rápida. En este artículo, vamos a detallar los pasos necesarios para realizar una Instalación Limpia de Windows de forma sencilla y efectiva. Desde la preparación antes de la instalación hasta la personalización de tu escritorio después de la instalación.

Preparación para la Instalación

Antes de empezar con la instalación, es importante preparar todo lo que necesitas para tener éxito en esta tarea. Tener los programas y controladores necesarios, mantener una copia de seguridad de tus archivos importantes y tener en cuenta algunos aspectos para asegurarte de que todo salga bien.

Aspectos a tener en cuenta:
Espacio libre en disco duro: Asegúrate de tener al menos 20 GB de espacio libre en disco duro para instalar Windows.
Elimina los controladores antiguos: Elimina los controladores de hardware antiguos para que no interfieran con la instalación de los nuevos.
Copia de seguridad: Haz una copia de seguridad de tus archivos importantes en un dispositivo externo para evitar perderlos durante la instalación.
Determina tu sistema operativo: Asegúrate de tener una copia de Windows 10 de 64 bits compatible con tu sistema antes de continuar.

Instalación de Controladores y Programas

Una vez en el escritorio de Windows, instala los controladores de hardware requeridos y los programas que necesites para llevar a cabo tus tareas diarias. Aquí están los pasos para una instalación exitosa:

Pasos para instalar controladores y programas:
Instale los controladores de hardware: Conéctate a internet para permitir que Windows instale automáticamente la mayoría de los controladores de hardware, pero asegúrate de tener los controladores correctos para tus componentes específicos.
Instalar programas esenciales: Instala los programas que necesites para llevar a cabo tus tareas diarias, como navegadores web, programas de correo electrónico y software de productividad. Asegúrate de descargar los programas de fuentes confiables y oficiales.
Elimina el software no deseado: Elimina el software que no necesites, como programas preinstalados y bloatware que pueden ralentizar tu sistema operativo.
Actualiza los controladores y programas: Mantén tus controladores y programas actualizados para asegurarte de que tu sistema operativo funcione sin problemas y esté protegido contra vulnerabilidades de seguridad.

Personalización de tu Escritorio

Personalizar tu escritorio de Windows es una tarea sencilla que no solo lo hace atractivo sino que, además, puede aumentar tu productividad. Te mostramos los pasos que necesitas para personalizar tu escritorio a tu gusto:

Pasos para personalizar tu escritorio:
Elige una imagen de fondo: Elige una imagen de fondo que te guste y te inspire. Puedes elegir una de las imágenes predeterminadas de Windows o una imagen de tu elección.
Personaliza la pantalla de bloqueo: Personaliza la pantalla de bloqueo de Windows con una foto o imagen que quieras ver al inicio de sesión.
Agrega tus aplicaciones favoritas: Agrega tus aplicaciones favoritas al menú de inicio y a la barra de tareas para un acceso rápido y fácil.
Agrega widgets y gadgets: Agrega widgets o gadgets a la pantalla para obtener fácil acceso a información relevante y mantener siempre en orden tus tareas diarias.

Con estos pasos, puedes comenzar de cero una instalación limpia de Windows fácilmente y personalizar tu escritorio a tu gusto. Además de hacer que tu computadora se vea atractiva y funcione sin problemas, también te ayudará a caer en cuenta de que no es tan difícil hacer un mantenimiento básico de tu equipo y ahorrar mucho dinero en reparaciones.

Si estás empezando una instalación limpia de Windows, necesitarás crear una nueva cuenta de Google para poder acceder a tus aplicaciones y servicios favoritos. Aprende cómo hacerlo en este artículo de TEKNOPIL.

Vídeo Relacionado: ¿Cómo realizar una instalación limpia de Windows desde cero?